sábado, 28 de marzo de 2015

¿Hasta Cuando es el plazo para el pago de Utilidades?

¿Qué empresas deben pagar utilidades? 
El reparto de Utilidades, es obligatorio para las empresas que generen rentas netas de tercera categoría, es decir; que no tengan perdidas y siempre que tengan más de 20 trabajadores.
¿Cual es el plazo para el Pago de las Utilidades?
Es normal que siempre va a existir incertidumbre entre los trabajadores sobre el plazo máximo que tienen las empresas para realizar el pago de sus utilidades. A continuación explicaremos que se podría decir que existen dos plazos: el “plazo oficial” (El cual lo demanda la norma laboral) y el “habitual” (el cual la mayoría de empresas lo realizan).
En el primer caso "Plazo Oficial": La legislación laboral establece que las empresas están obligadas a repartir utilidades a sus trabajadores en un plazo máximo de hasta 30 días calendario después de la fecha en que realizaron la presentación de la Declaración Jurada Anual y el pago de sus impuestos.
En el Segundo Caso "Plazo habitual": Este plazo, es el que mas se da en la practica, es mas; algunos tributaristas estiman que mas del 90% de las empresas reparten las utilidades antes de pagar sus impuestos, pues así podrán deducir este pago como gasto al momento de pagar sus tributos (Impuesto a la Renta). Este es el plazo “habitual”. 
Para este año, el plazo para que las empresas presenten su Declaración Anual y paguen sus impuestos vence entre el 24 de marzo al 8 de abril, según el número de RUC de la empresa, por tanto; podríamos decir que, el plazo “habitual” para el pago de utilidades será días antes de esas fechas, y como máximo el 8 de abril. “La mayoría de empresas reparten las utilidades con una semana de anticipación a la fecha límite del pago de impuestos.
Al momento de calcular el pago de utilidades de un trabajador, el 50% del monto estará en función a los días laborados y el otro 50% se calcula en función de su remuneración.
Si te pareció interesante esta información, compártela con tus amistades en las redes sociales.

jueves, 5 de marzo de 2015

TRATAMIENTO TRIBUTARIO DE LAS PÉRDIDAS POR DELITOS COMETIDOS EN PERJUICIO DEL CONTRIBUYENTE

CASO PRACTICO:
La empresa “Comercial FRESIA S.A. C” fue asaltada el 23 de diciembre de 2014, sufriendo una pérdida de dinero de su caja fuerte por S/. 30,000 habiéndose realizado la denuncia respectiva y contabilizado inmediatamente dicha pérdida como un gasto del ejercicio.

Al  31.12.2014, están los hechos en Investigación Policial, por tanto se desea saber como debe reflejarse este hecho en la contabilidad, teniendo en cuenta el aspecto contable y el Tributario.

SOLUCIÓN:

Tratamiento Contable:
La empresa ha optado por reconocer la perdida como un gasto del periodo. Para ello nos remitimos  a lo descrito en el párrafo 4.33  y 4.34 del Marco Conceptual para la Preparación y Presentación de los Estados Financieros el cual menciona una definición de gastos que incluye tanto las pérdidas como los gastos que surgen en las actividades ordinarias o no ordinarias de la entidad.
A su vez el mismo Marco conceptual en su párrafo 4.49  menciona que los gastos deben reconocerse cuando ha surgido un decremento en los beneficios económicos futuros, relacionado con un decremento en los activos o un incremento en los pasivos, y además el gasto puede medirse con fiabilidad.

Como podemos ver, este hecho surge en forma fortuita, el cual no deviene de las actividades normales de la empresa, si no por un caso de fuerza mayor (Asalto), el cual genera un decremento en los activos de la empresa (efectivo), el mismo que ha sido cuantificado confiable mente con el Informe de Tesorería Nº 045-2014. 

Tratamiento Tributario:
Para el tratamiento Tributario, es necesario remitirnos a la Ley del Impuesto a la Renta, en su inciso d) del artículo 37, el cual señala que se permite la deducción tributaria de las pérdidas extraordinarias como consecuencia de delitos cometidos en perjuicio del contribuyente por sus dependientes o por terceros, en la parte que tales pérdidas no resulten cubiertas por indemnizaciones o seguros y siempre que se cumpla con su probanza judicial o que se acredite que es inútil ejercitar la acción judicial correspondiente. 
En ese sentido, en el momento en que se cumpla con alguna de estas condiciones, la pérdida extraordinaria será deducible. De lo contrario, el gasto no será deducible en el ejercicio de su registro, debiéndose adicionar a través de la Declaración Jurada Anual del Impuesto a la Renta.

Debido a que el hecho ocurrió a finales del periodo 2014, al 31.12.2014 se encontraba en el proceso de las investigaciones, por tanto, no se a podido acreditar judicialmente el hecho. 
Es decir, en nuestro caso planteado, al no haber una sentencia judicial, por que se están llevando las investigaciones policiales correspondientes,  nos generaría una diferencia Temporal; es decir que debemos adicionar el gasto, por no ser deducible en este periodo, debido a que no podemos acreditar o probar judicialmente este hecho.














La diferencia temporal generada, da como resultado un impuesto Diferido, el cual debemos reconocer y efectuar su debido registro, esto según la NIC 12.














Si te pareció interesante esta publicación, compártela con tus amigos en las redes sociales.